Hattori Hanzo

Mensaje de advertencia

The subscription service is currently unavailable. Please try again later.

Mont Blanc Kuri Latte

Nueva bebida de edición limitada

Estás en Blog / . 11 de Octubre de 2016

Después del éxito que tuvieron nuestras bebidas de edición limitada de primavera, este otoño 2016 Panda Patisserie ofrece dos nuevas bebidas de edición limitada: el White Chocolate Matcha, en versión latte o frappé y del que os hablaremos en otro post, y el Mont Blanc Kuri Latte, una bebida que se inspira en uno de los dulces clásicos de la repostería japonesa: el Mont Blanc (モンブラン, monburan).

El Mont Blanc, Monte Bianco (en italiano) o el Mont-Blanc aux marrons (en francés) es sin duda muy popular en Francia, Italia, Hong Kong, Japón, Eslovaquia y Hungría, además de algunas regiones del noroeste de Rumanía. Se prepara con castañas hervidas en agua y azúcar y reducidas a puré que se sirve en una especie de fideos en forma de montaña y cuya cima se adorna con nata, como si de un monte blanco o monte nevado se tratara, de ahí su nombre.

El origen del Mont Blanc no está claro. Para algunos es un dulce originario de Italia que se popularizó rápidamente en Francia; otros comentan que es un dulce típico de la región del Piomonte; y otros aseguran que ya hay referencias de él en un libro italiano de recetas de 1475 y que de Italia pasó a Francia, donde se popularizó en el siglo XVII. Probablemente se originó en alguna zona común entre Italia y Francia y de ahí se expandió por ambos países.

Mont Blanc Kuri Latte

Según parece, este dulce llegó a Japón en 1933 de la mano de Chimao Sakota. Cuenta la historia que Sakota quedó enamorado del Mont Blanc que probó en la pastelería Angelina de París. Tanto que solicitó los derechos para prepararlo en Japón y ese mismo año abrió su pastelería Mont Blanc en el barrio de Jiyugaoka, Tokio - una pastelería que hoy sigue reuniendo a muchos japoneses enamorados de este dulce.

En su pastelería de Jiyugaoka, Sakota comenzó a preparar el Mont Blanc al estilo japonés que se diferenciaba de su hermano francés por un punto muy concreto: el color amarillo. Y es que Sakota decidió usar castañas en sírope (llamadas kuri no kanroni en japonés), que eran populares entre los japoneses de la época. Estas castañas tenían un alto color amarillento, por lo que hasta que Angelina no abrió su pastelería en Tokio en 1984, los monburan japoneses eran todos amarillos. En la actualidad, en Japón a menudo se usan otros ingredientes típicos del otoño como la calabaza, la batata o boniato y hay variaciones con cacao, matcha u otros productos locales o frutas de temporada o típicas de la región. 

Así pues, el Mont Blanc o monburan es otro ejemplo de cómo la pastelería francesa ha inspirado la repostería japonesa actual... y como todo ello no deja de inspirarnos para añadir creaciones a nuestra carta de Panda Patisserie. A partir del Mont Blanc, hemos preparado una bebida de edición limitada en versión latte que sabemos que os encantará. 

¡Disfrutad del otoño en Panda Patisserie!

 

Pastelería mencionadas en esta entrada (y que merece la pena visitar si estáis en París o Tokio):

Los más leidos